“¡No me da tiempo de hacer dieta!”

February 19, 2012
Por dramarcelasandoval

Entiendo. Eres de aquellos que imploras que el día tenga 36 y no 24 horas. Son demasiado pocas para terminar tantos pendientes. Viajas constantemente, duermes poco, apenas te queda tiempo de disfrutar el dinero que ganas y, por supuesto, que mejor que consentirse en esos momentos con una rica comida en restaurante… “que me atiendan, ya atendí yo a mucha gente hoy durante el trabajo”. Lo mereces, trabajas mucho como para no consentirte.

Yo creo que también mereces salud. Tu cuerpo está constantemente en estrés para poder sacar adelante el negocio propio, la empresa donde trabajas o simplemente a tu familia. Definitivo, mereces un gran regalo, algo que te de energía y que te haga disfrutar lo que ganas y por quién lo ganas. No te pido renunciar a tu trabajo, te pido tomar en cuenta ciertos consejos que cambiarán poco a poco tu estilo de vida hacia un camino más saludable dentro de tu vida ajetreada. Te paso 10 tips en restaurante de los muchos que la Academia de Nutrición y Dietética nos recomienda para una vida ajetreada:

1. Piensa de antemano y planifica dónde vas a comer. Considera las opciones de comida disponibles. Busca restaurantes que tienen un menú amplio y variado.

2. Tómate el tiempo para mirar el menú y hacer buenas selecciones. Algunos restaurantes incluyen menús que tienen una sección especial de opciones “más saludables.”

3. Lee los menús de restaurante atentamente y fíjate en el contenido de grasa y calorías. Ciertos términos de menú que pueden significar menos grasa y calorías son: al horno (“baked”), braseado (“braised”), asado (“broiled” o “roasted”), a la parrilla (“grilled”), escalfado (“poached”), al vapor (“steamed”).

4. Términos de menú que pueden significar más grasa y calorías son: empanizado frito, frito a la sartén, a la mantequilla, a la crema, crujiente, empanado. Elija estos alimentos de vez en cuando y en porciones pequeñas.

5. Ordena porciones regulares o para niños. Las porciones enormes probablemente incluyen más de lo que necesitas. Para comer una cena más liviana, ordena un aperitivo en vez de un plato principal.

6. Está bien hacer pedidos especiales, pero no compliques las cosas. Por ejemplo, en vez de papas fritas pide una papa asada o una ensalada de acompañamiento; pide sándwiches sin mayonesa o tocino y que te sirvan las salsas aparte.

7. El hambre puede conducirte a comer demasiado pan antes de que te sirvan la comida. Pide que te sirvan el pan o los totopos (chips) con la comida. Ojos que no ven… “barriga” que no siente.

8. Piensa en tus opciones de comida para el día entero. Si piensas comer algo especial en un restaurante por la noche, entonces come un desayuno y un almuerzo livianos.

9. Limita la cantidad de alcohol. No más de una bebida alcohólica para las mujeres y dos para los hombres. El alcohol tiende a aumentar el apetito y aporta calorías sin nutrientes.

10. ¿Te apetece un dulce y cremoso postre? Ordena un postre con suficientes tenedores para que todos los comensales disfruten un bocado.

Un paso a la vez. No podemos quedarnos encerrados sin ir a restaurantes sólo por cuidarnos. Más bien, aprendemos a cuidarnos dentro de restaurantes. Las opciones son variadas pero la decisión es nuestra. Que no nos engañen, somos demasiados inteligentes para tomar las decisiones correctas. A aplicar estos tips, no se diga más.

HEALTHY IS THE NEW SEXY.

 

 

3 Comentarios

  1. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  2. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

Leave a Reply