Ganar salud de la manera más fácil

March 15, 2012
Por dramarcelasandoval

Anoche me quedé viendo Extreme Makeover: Home Edition. Es inevitable no llorar en el momento en el que mueven el autobús y ves la cara de emoción de la familia con un profundo agradecimiento hacia todos los que hacen posible un sueño que ni siquiera se imaginaron que tenían. Si has visto el programa, me entenderás que no es un simple “ojo de Remi” lo que te provoca ese momento. “Move that bus” genera la lágrima a medio cachete y es en ese momento cuando piensas: “ojalá a mi también me visiten los de Extreme Makeover”. ¿Apoco no? Te mandan de vacaciones mientras te construyen una casa muy bonita, tomando en cuenta tus gustos y tus necesidades (y generalmente le incluyen un buen fondo de ahorro). Inmediatamente después de pensarme en una casa de ese tipo, me doy cuenta de algo más… las personas que generalmente son ayudadas por este programa no han tenido la misma fortuna que yo. Muchos tuvieron accidentes que no les permiten mover una o varias partes de su cuerpo o tienen diagnósticos de enfermedades con cuidados de por vida. Lo repito, no han tenido la misma fortuna que yo.

Hace algunos años estuve haciendo mis materias optativas de medicina en un hospital infantil de Estados Unidos. No paro de recordar a uno de los pacientes que vi por un momento en el elevador… 6 a 7 años, hombre, nació sin brazos ni piernas. Era sólo la cabeza y su tronco en una silla de ruedas especial y, antes de notar la ausencia de sus miembros, era inevitable no voltear a ver su sonrisa. Él estaba feliz.

Pedimos más dinero, más trabajo, más tranquilidad… más salud. Es en este momento cuando te invito a agradecer. Dá las gracias a conciencia. Es y será una oportunidad de dejar de pedir y aprovechar lo que ya tienes. Tienes brazos y piernas y, seguramente un par de zapatos o tenis que puedas usar para salir a caminar por lo menos 10 minutos por día (para empezar). Te puedes mover, tienes libertad, hay una banqueta afuera de donde vives para salir a caminar o correr. ¿Inseguridad en la ciudad? Haz jogging en tu cuarto o en tu cocina mientras vez la tele. No hay pretexto. Agradece la abundancia de alimento en la que vives… nos sobra el alimento (por eso a veces tenemos sobrepeso u obesidad). Si puedes leer esto y comprenderlo, entonces también hay que agradecer nuestro cerebro… nadie toma las decisiones por nosotros. Agradece la educación que has tenido y muchos otros no han tenido esa foturna… tus ojos porque puedes ver las maravillas de este mundo, tus oídos para escuchar a tus hijos decir “mamá” o “papá”…. tus manos para sentir un abrazo, tus dientes para masticar…. el corazón que ha latido todos estos años sin que siquiera se lo pidas, el oxígeno que respiras, el perfecto balance de electrolitos en tu cuerpo.  Lo repito, hay quién no tiene la fortuna de uno. ¿Te has puesto a pensar en la cantidad de errores que puede presentar alguno de tus más de 30,000 genes en tu genoma? Y vaya que si estás leyendo esto, no los tienes.

¿Cuál es el pretexto para no actuar? La manera más fácil de ganar salud es dándote cuenta de todo lo que YA tienes, agradeciéndolo y sacándole provecho. ¿Cuántos quieren tus piernas para poder moverse? ¿Cuántos la abundancia de alimentos? ¿Cuántos tu libertad para tomar la decisión de hacer ejercicio en tu casa o en el parque? Ganar salud está en tus manos, tus brazos, tus piernas, tu cerebro y tu aparato digestivo (ya los tienes toditos).

Hoy te invito a tomar un nuevo hábito que he estado haciendo por casi un año y me encanta. Justo entre después de lavarte los dientes por la noche y antes de dormir, toma una hoja de papel y agradece 10 cosas, sólo 10. Puede ser algo que te pasó en el día, por ejemplo: “Gracias porque hoy pagué una de las mil deudas que tengo” o puede ser algo que es parte de ti desde hace tanto tiempo que a veces ni lo valoramos: “gracias porque puedo leer y escribir”, “gracias porque mis riñones funcionan perfecto”, “gracias por mi cama para descansar”, “gracias porque tengo trabajo”, “gracias porque tengo papilas gustativas para disfrutar el sabor de los alimentos” (no sé tú pero yo soy fan de la comida). Ojo: que no se te olvide que tu número uno debe ser: “Gracias por un día más de vida”.

¿Qué más necesitas? ¿Qué más hace falta para tomar la decisión de aprovechar lo que tienes y darte tú mismo la salud que has pedido? “Move that bus” ocurre en cada momento de tu vida. Agradecer, valorar y tomar acción. ESA ES NUESTRA ACTITUD.

Gracias por leerme. Lo disfruto muchísimo.

HELTHY IS THE NEW HAPPY.

 

 

 

8 Comentarios

  1. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  2. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  3. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  4. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  5. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

Leave a Reply