El peor desayuno del mundo

January 23, 2012
Por dramarcelasandoval

¿Cuál crees que sea? ¿Una dona con chocolate y nueces, un café del Starbucks, lo que quedó de la arrachera de anoche, unos nuggets con salsa picante o un McMuffin? Más que tratarse de exceso de azúcares, grasas o ingredientes desconocidos, el peor desayuno del mundo es… el que no tuviste. Dejar de comer es el peor insulto que te puedes hacer a ti mismo. ¿Has escuchado a gente super fit que cuando les preguntan cómo le hicieron para estar tan musculosos y sin grasa lo único que dicen es: COMER TODO EL TIEMPO? Seguramente te reíste con una cara de incrédulo. Lo peor del caso es que es verdad. 

Por la mañana, al despertar, han pasado unas 8,9,10 o tal vez 12 horas sin que tu cuerpo tenga una carga de energía, la cual proviene de los alimentos. Algunos dicen que ni sienten hambre y otros tienen síntomas de un hambre voraz. Independientemente de eso, tu cuerpo está privado de energía y se va a querer desquitar apenas pueda. Si tu primer alimento es al medio día, tus células te pedirán que comas lo que faltó del desayuno más lo de la comida… y súmale una que otra cosita extra porque comer es un placer. Tu aparato digestivo no puede con tanto y decidirá “empaquetar” algo de eso como grasa (almacén de calorías)… no vaya a ser que ofrezca en algún periodo de “hambruna”. ¿Te cayó el saco? Dejar de desayunar puede incrementar tu riesgo de tener obesidad hasta en un 450% (sí, cuatrocientos cincuenta por ciento).

Dale a tu cuerpo energía, de preferencia de un 25% y hasta un 35% de las calorías que te tocan consumir al día. Si tu cuerpo debe de consumir unas 1600 kcal por día, entonces un desayuno SALUDABLE de unas 400-450 kcal no está nada mal. Trata de mezclar carbohidratos complejos, proteínas y grasas saludables. Si eres de los que corren al trabajo y al mismo tiempo desayunan, haz snacks pequeños durante el día. Un licuado rápido para empezar, una barrita de cereal una después, una manzana dos horas después… y unas nueces en otro break. No es lo más saludable no darte tiempo para tus tiempos de comida (eso también nos puede hacer engordar –> relacionado al estrés), pero bueno, de eso a no desayunar, mejor eso.

¿Ni siquiera tienes tiempo para prepararte un licuado? Mmmm… deberías de hacerte ese tiempo. Por lo menos tómate un vaso de leche (semidescremada de preferencia), no hay pretexto, hasta las tiendas de convenencia (OXXO) venden el botecito Lala light listo para beber. Con eso ya le agregas a tu día una buena dosis de calcio y proteínas completas. OJO: No es lo mismo el botecito de Lala light que el Chocolala (un abismo de diferencia).

Quiérete y cuídate. ¡No te saltes tus desayunos!

 

8 Comentarios

  1. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  2. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

  3. |

    […] HOME Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías Uncategorized […]

Leave a Reply