Como por ansiedad

June 3, 2012
Por dramarcelasandoval
¿Qué hacer si no puedes parar de comer?
¡Sencillos tips! ¡Tú puedes lograrlo! Diversos autores nos recomiendan:
  • Reconoce las señales del estrés como la ansiedad, la irritabilidad y la tensión muscular.
  • Antes de comer, pregúntate: ¿por qué necesito comer? ¿de verdad es hambre lo que tengo o es ansiedad?
  • Si estás tentad@ a comer cuando NO tienes hambre, encuentra una distracción.
  • ¡No te saltes comidas!!! especialmente el desayuno (<–¡visita este link!)
  • Identifica aquellas cosas que comes por comodidad (papitas, galletas, chocolates, etc.) y sácalas de tu casa y de tu oficina.
  • Haz un diario de tus comportamientos y hábitos alimenticios para que puedas identificar patrones y conexiones (me enojé con mi mamá y empecé a comer, tuve examen y me distraía con comida para no estudiar, etc.) y después piensa como puedes resolver esos asuntos.
  • Aprende técnicas para resolver problemas para que puedas anticipar las soluciones.
  • Práctica técnicas de relajación como el yoga, masajes o meditación.
  • Comprométete al ejercicio (¡y distrae tu ansiedad con él!).
  • Duerme como bebé.
  • Consigue el apoyo de tus amigos y tu familia.
  • Lávate los dientes para que tengas un sabor fresco a menta y se te pase el antojo.
  • Espera algunos minutos (hasta 2o) pensando en otra cosa que no sea comida.
  • No comas en frente de la televisión o en el cine, ten conciencia de lo que comes.
  • Resuelve lo que te provoca ansiedad, de otra manera sólo le estarás dando largas dañando tu cuerpo.

Acuérdate que esto es una lucha DIARIA hasta el resto de tu vida pero verdaderamente PLACENTERA. Tener salud es todo un logro, valóralo. No me queda más que recordarte que en esta aventura de conseguir y mantener salud a través de la nutrición, tus mejores amigos son la PLANEACIÓN y las LONCHERAS. Si no planeas que vas a comer, seguramente vas a llenar tu estómago de lo primero que encuentres o de lo primero que tengas antojo (hasta por ansiedad). Si tienes loncheras ya preparadas cerca de ti para esos momentos de hambre, entonces podrás lograr los retos al tener pepinos a la mano, fruta picada, nueces mixtas, verduras frescas y demás. Hay un sin fin de alimentos deliciosos, sanos y accesibles que nos ayudan a seguir respirando, caminando y hasta sonriendo.

¡Ánimo! La decisión está en ti. Si TÚ no quieres ayudarte, nadie más lo hará por ti.

HEALTHY IS THE NEW SEXY.

 

8 Comentarios

Leave a Reply